domingo, 5 de marzo de 2017

Pequeño homenaje a Henry David Thoreau

Henry David Thoreau nació en Concord en 1817, y fue bautizado como David Henry Thoreau. Él decidió cambiar el orden de su nombre, y jamás solicitó un reconocimiento legal de dicho cambio. Porque lo que le interesaba era el ser del individuo, y no la sanción legal del ser. Lo que uno es, y no lo que la ley dice que uno es. Thoreau es un personaje original, entrañable, ingenuo y revolucionario. Una encarnación del espíritu de la libertad, como se concebía en el siglo XIX. Ahora que estoy repasando alguno de sus ensayos, me sale dejaros aquí una de sus frases: